A las mujeres

Señoritas, Lean por favor!

SI LAS MUJERES ENTENDIERAN

Si las mujeres entendieran… que los hombres también tienen miedos, pero sin tanto permiso para mostrarlos.
Que hay emoción en el ruido de un motor o en el grito de un gol.
Que valoran mucho más el exceso de sonrisas que tres kilos menos.
Lo abrumador de ser el sostén económico de una familia.
Lo que es tener que ser valiente, poderoso y exitoso a toda hora.
Lo molestas que son las comparaciones con “el marido/novio de”.
La necesidad que tienen de un abrazo que no siempre saben pedir.
Lo difícil que es comprender lo que nunca les han enseñado.
Las lágrimas que no se animan a llorar.
El poder que tenemos sobre ellos.
Que ellos también pasan noches sin dormir.
Que necesitan silencio como nosotras charla.
Que no andan por la vida pensando en cómo lastimarnos.
Que son más débiles de lo que su altura y músculos dirían.
Que sacar lo mejor o peor de ellos está en nuestras manos.
Que piensan y razonan diferente.
Que sienten muy parecido.
Que demuestran sentimientos como pueden o como aprendieron.
Si las mujeres entendiésemos todo esto, si lográsemos mirar más allá de algunos olvidos, si nos diéramos cuenta de que no hay todos o ninguno, si pudiésemos sentir que para ellos la mejor demostración de amor es habernos elegido, si las mujeres bajáramos un poquito la guardia, los reproches y tantos reclamos, si pudiéramos incrementar las sonrisas, los brindis y la picardía y si los dejáramos hacer sin tanto mandato ni expectativa, comprenderíamos que somos lo que le da sentido a sus vidas. Como mujeres, novias, madres, hijas, hermanas o amigas.
Al final del día, donde se acaban las bromas, donde no hay público ni formas, donde solo queda un hombre y sus latidos, ahí estamos nosotras… con el que cada una eligió.

Autor Desconocido

Anuncios

A los hombres…

CABALLEROS: FAVOR DE LEER

¡EXCELENTE!

Luis Fernández, actor, y escritor venezolano y esposo de Mimí Lazo, lanzó la campaña: “Salvemos a las mujeres”, mira lo acertado y hermoso que dice:

1. Alimentación correcta: Nadie vive de la brisa. Mujer vive de cariño. Dele en abundancia. Besos matinales y un “yo te amo” al desayuno las mantienen bellas y perfumadas durante todo el día. Un abrazo diario, hablar con ellas es como el agua para los helechos. No la deje deshidratarse. Si su hombre no hace eso, búsquese uno que lo haga.

2. Flores: También hacen parte del menú. Mujer que no recibe flores se marchita rápidamente y adquiere rasgos masculinos como la brusquedad y el trato áspero.

3. Hábitat: La mujer no puede vivir en cautiverio. Si está enjaulada, huirá o morirá por dentro. No hay cadenas que las aten y las que se someten a la jaula pierden su ADN.

4. Respete la naturaleza: ¿No soporta la TPM (tensión pre-menstrual)? Cásese con un hombre. Las mujeres menstrúan, lloran por cualquier cosa, les gusta hablar de cómo les fue en el día, de discutir sobre la relación. Si quiere vivir con una mujer, prepárese para eso.

5. No restrinja su vanidad: Es propio de la mujer pintarse las uñas, los labios, estar todo un día en el salón de belleza, coleccionar zarcillos, comprarse muchos zapatos y carteras, pasar horas escogiendo ropa en un centro comercial. Comprenda todo esto y apóyela.

6. El cerebro femenino no es un mito: Mujer sin cerebro no es mujer, sino un simple objeto decorativo. Algunas le mostrarán que tienen más materia gris que usted.

7. No haga sombra sobre ella: Si usted quiere ser un gran hombre tenga una mujer a su lado, nunca atrás. De esa forma, cuando ella brille, usted se bronceará. Sin embargo, si ella está atrás, usted llevará una patada en el trasero.

8. Acepte: Las mujeres también tienen luz propia y no dependen de un hombre para brillar.

Mi amigo, si usted piensa que la mujer es demasiado costosa, fastidiosa o complicada ES UN POBRE HOMBRE!!! Las Mujeres son una Bendición

Indescifrable

He decidido dejar de escribirte, de reescribirte, de buscar entre las frases y renglones tus verdades y leer tus silencios. He dejado mi sangre como tinta de palabras que no hacen eco, que no pintan tu silueta y menos tu sonrisa. He decido no tatuarte más entre mis hojas en blanco desvaneciéndose como el despertar del más bello sueño. Ya no te escribo, no te reescribo, tus sílabas y signos son ilegibles a mi vista, inaudibles a mi oído. En mis partes vírgenes de olvido es donde decido dejarte, para tener siempre un lugar seguro a donde regresar y decifrarte.

Vuelve a casa

Han transcurrido noches enteras
Y aquellos días donde las flores
Perdieron con delicadeza sus olores,
Anhelando nuevas primaveras.
Ya el frío no quema mis noches
En su lugar, un torrente de sensaciones
De calor, de besos y de roces,
Han llenado mis horas interminables.
Te pido vuelve a casa,
Esa que por decisión te entrego,
Donde el tiempo vive a prisa,
Donde sin ti nada más tengo.
Han pasado ya noches y días,
Momentos que no vives
Pero que a través de mi respiras
Y que tú con tanto amor recibes.
Han sido ya noches y días
Donde tu casa sigue en espera,
Escondiendo tras de sus puertas
El sueño de una vida entera.
Vuelve a casa, te lo ruego,
A respirar el mismo aire
Haciendo de los besos el juego
Que nos crea a prueba de fuego.
Vuelve a casa, quédate siempre,
Porque quien habla de cuatro paredes
Sino de esta tu casa, mi cuerpo,
Que espera paciente tu regreso.

Ay amor

Ay amor, cuanto camino recorrido
Cuantas horas he perdido
Como las flores perdiendo la hermosura
En las tardes de otoño cada hora
Cuantos pasos hasta llegar a ti
Cuantos ríos y tropiezos
Pero ay amor ni el río ni sus piedras
Podrán impedirme llegar a tus brazos
Y es que éramos destinos perdidos
Errantes entre tantos caminos
Pero pertenecientes uno al otro
Como el Alba al sol y al rocío